jueves, 19 de mayo de 2011

COMPAÑIAS MALAS

LAS MALAS COMPAÑIAS...

 El inicio de un tema muy agradable, y que te pone a pensar...                                                                             

 Las malas compañías resultan atractivas porque son personas que se atreven a hacer lo prohibido. Tienen una imagen romántica porque emocionan y producen admiración, pero casi siempre terminan mal, porque se empeñan en caminar por la cuerda floja, no tienen miedo y tampoco nada que perder.
A simple vista parece una crueldad pero ocurre que los jóvenes no pueden darse cuenta que una mala compañía puede llegar a ser un probable delincuente en potencia, principalmente cuando trata de rodearse de personas más débiles para dominarlas y utilizarlas para algún propósito riesgoso.

Los adolescentes de carácter lábil, tímidos, generalmente conflictuados y descontentos consigo mismos y con su familia, son la presa fácil para estos sujetos que están al acecho buscando una víctima para sus audaces caprichos.
Esa conducta antisocial es sin lugar a dudas el resultado de hogares deshechos, falta de continencia familiar, abandonos, pérdidas tempranas y abusos y es muy difícil que puedan lograr una buena adaptación con esos antecedentes. Por eso, si la personalidad se lo permite, suelen dirigir pandillas donde pueden encontrar un continente todos los débiles de carácter, con un entorno hostil.
Sentir el rechazo de la familia, falta de afecto y mantener con ellos vínculos enfermos producen un monto de agresividad y se refugian en LAS MALAS COMPAÑIAS. Las drogas también juega un papel protagónico en las malas compañias porque generan recursos y esto les permite también consumirlas, actividades habituales en toda pandilla.

Echan a perder tus buenos habitos,te mueven a hacer lo que no quieres,te crean una imagen negativa,pueden cambiar tu escala de valores.
Dicen que cuando tienes tus valores bien definidos no hay problema con la gente con la que te juntas pero si te encuentras en una situación dudosa puedes cometer locuras por eso es mejor prevenir que lamentar.

Las malas compañias te hacen ser muy diferente a quien eres y pueden llevarte hacer cosas que no te agradan ni es correcto si el comportamiento de los individuos es ocioso rebelde y de malas intenciones son malas compañias.
 

Hay muchos peligros en este tiempo de tantas delincuencia la gente te juzga mal viéndote en su compañía.
Hay otros peligros, por supuesto, dependiendo de lo mal que es la compañía.
Pierdes el tiempo con personas que no te dejarán nada para un futuro. Alejateles y consigue compañias de buen camino que te aporten o que con ellas aprendas cosas buenas.
En todos los ámbitos hay peligros eso creo que todo el mundo lo tiene bastante claro, pero lógicamente si encima vas con gente con problemas, familiares, de drogas, etc...
pues aún se corre más riesgos.

El problema no es dime con quien andas y te diré quien eres... no por que vayas con una persona que se drogue significa que lo vayas a hacer tu, aunque tienes un porcentaje alto de que termines haciéndolo.
 
 
Consejos que pueden tomar para tratar de evitar las MALAS COMPAÑIAS.
Para evitar esta seria amenaza para sus hijos, los padres tienen que alentarlos a canalizar sus energías a través del deporte, el estudio o el trabajo. y evitar compañias malas.
Tampoco pueden obligarlo a permanecer encerrado en su casa ni someterlo a una vigilancia estricta que resulta impracticable.
Lo ideal, es dialogar con él, conocer sus necesidades, tratarlo con afecto y comprensión, sin juzgarlo y aceptándolo como es
Los amigos pueden influenciar a los niños a hacer algo que ellos no quieren hacer. Esta influencia es parte de la vida de casi todos los niños. Los niños están sujetos a esta influencia y sucumben a ella tarde o temprano. Aunque los padres no pueden proteger a sus hijos de esta influencia
Los niños se inclinan a las malas compañías por una variedad de razones. Algunos niños lo hacen por atraer atención (de los padres y amigos), otros lo hacen por compañerismo, otros por la emoción que causa el meterse en problemas, otros como fórmula para rebelarse contra sus padres, otros porque no tienen suficiente amor propio y/o confianza en ellos mismos.
Al igual que con la influencia de los amigos, hay ciertos pasos que los padres pueden tomar para aminorar los efectos que las malas compañías pueden tener en sus hijos.
Lo que los padres pueden hacer

              º Forje una amistad cercana con sus hijos,
              º Fomente la personalidad y la independencia de sus hijos.

                       Ayude a sus hijos a comprender la influencia de los amigos.


La soledad en la adolescencia es mala compañía
Salir a cine, a bailar, o a comer helados con los amigos, tener un confidente o simplemente compartir con personas con las que se tiene algo en común, son elementos decisivos en la etapa de la adolescencia, ya que contribuyen con el desarrollo personal del futuro adulto, generan seguridad y además construyen la identidad del joven.

                                       
(Aunque no es muy común ver jóvenes solitarios que no disfruten de las actividades propias de la adolescencia, sí existen, y es necesario ayudarlos)







 

    Despues de haber leeido el texto contesta estas preguntas:

1.- ¿Sabes quienes son tus amigos?
2.- ¿Tus amigos inflyen en tus decisiones?
3.- ¿Les hablas a tus padres sobre tus amigos?
4.- ¿Si tus amigos te invitan a realizar algo indevido,que es lo que piensas?
5.-  ¿Obtienes cosas buenas de tus amigos?
http://youtu.be/0iKQ7isHcDE?hd=1

1 comentarios:

javier vivanco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario en la entrada